¿ Te sientes seguro ?

Ha llegado el verano y con él , no sólo el calor , sino los típicos cortes de suministro eléctrico de las poco fiables compañías eléctricas y no te quiero ni contar si tienes el servidor de tu empresa en un polígono industrial de vacaciones o veraneas en una casa en el campo.

Se produce de forma espontánea un fenómeno consistente en la equivalencia entre corte de corriente e inseguridad en tus datos.

Pero no solo los cortes en el suministro eléctrico afectan a tus equipos informáticos sino que también le sientan fatal las constantes bajadas de tensión o picos de tensión cuando inyectan corriente desde generadores.

Estas son las causas que afectan el buen funcionamientos de tus servidores y terminales pero los síntomas que sentirás será la rotura de discos duros , fuentes de alimentación y equipos y el persistente efecto es el continuo riesgo de pérdidas de datos.

Podemos plantear el tema de un sistema de copias de seguridad remoto y variantes pero la solución más económica consiste en aplicar como medicación la implantación de un sistema de alimentación ininterrumpido , comúnmente conocido como SAI ( UPS para los que saben inglés o son profesionales del gremio con su jerga ininteligible ).

Cada instalación necesita una dosis diferente según la potencia , es decir , se ha de calcular cuánta energía requiere el SAI calculando el consumo del dispositivo o dispositivos a los que se conecta , ya sea si conoces la potencia efectiva en vatios o la potencia aparente.

Además de la dosis , se aplica una posología diferente según las anomalías eléctricas a las que nos enfrentamos y por ello , hay tres tipos de SAIs : Offline ( no recomendable ) , Interactivo (modelo más común y recomendable ) y Online ( el más completo de los tres ).

Contra la leyenda negra que persigue a los SAIs de que solo sirven para continuar trabajando con tu equipo al “ irse la luz “ un tiempo extra o que por lo menos te permita cerrar las aplicaciones abiertas y apagar el equipo , en realidad , son los “tipos duros” que se tienen que llevar el trallazo que viene a traición por la red eléctrica , son la barrera entre ese enemigo invisible y tu equipo.

Por ello , entre sus virtudes está la de proteger a ordenadores y servidores contra anomalías en la red eléctrica y si tiene entrad de red RJ45 externa la protege de las tensiones.

Sin olvidar , que se apagan de forma segura cuando el corte de luz se prolonga sine die.

Protegen con su vida a las fuentes de alimentación y además estos héroes anónimos pueden aguantar hasta +/- 20 minutos sin suministro eléctrico.

Recuerda a tu abuela : “ más vale prevenir que curar “

Francisco José Ricarte Trives.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *